Impermeabilizaciones 2018-07-19T10:27:21+02:00

Impermeabilizaciones

La especialización es hoy más importante que nunca de cara a poder conseguir el mejor resultado para nuestros clientes. Es por ello, que en QROMIA tenemos un equipo humano y técnico propio dedicado exclusivamente a realizar impermeabilizaciones integrales utilizando los sistemas más modernos y adaptados a las necesidades y normativa medioambiental del mercado actual.

EN QROMIA entendemos la impermeabilización integral de la edificación desde las cubiertas, fachadas, terrazas, piscinas, depósitos, aparcamientos, sótanos hasta la estructura enterrada.

Nuestro equipo es especialista en los principales sistemas de impermeabilización existentes en el mercado actual contando con la homologación, como empresa aplicadora, de los principales fabricantes del sector.

Los productos utilizados por QROMIA cumplen con la normativa y reglamentos CE relativo a sustancias y preparados químicos respetando la seguridad de las personas y el daño al medioambiente.

Sistema de Láminas

Láminas Sintéticas

Los usos son todavía más extensos que los de las láminas bituminosas, ya que además cabe la posibilidad de poder usarlas adicionalmente para la impermeabilización de depósitos de agua potable, embalses, lagos o piscinas. Las láminas sintéticas se han demostrado adecuadas sobre cualquier tipología de soporte y en particular cuando hay movimientos estructurales acentuados, es decir, sobre elementos metálicos o prefabricados de hormigón.
Se presentan en varios espesores: 1.0 mm, 1.2 mm, 1.5 mm, etc. y también diferentes en armaduras de fibra de vidrio y de poliéster dependiendo de sus usos. Al igual que las bituminosas pueden ir bajo un recubrimiento posterior (grava o piedra, pavimentos cerámicos, etc.) o pueden quedar a la intemperie.

Láminas FPO

La lámina FPO (Poliolefina Termoplástica Flexible) se fabrica con la incorporación de un caucho de etil-propileno a una matriz de polipropileno y se arma insertando una malla de poliéster. La lámina FPO combina la resistencia del caucho con la capacidad de soldadura por calor de un termoplástico en una sola lámina, con excelentes características para la puesta en obra. Su terminación en color claro hace del FPO una membrana de impermeabilización que refleja el calor, obteniendo una reducción de costes energéticos del edificio. Son compatibles con los aceites, poliestirenos y bituminosas.
Este tipo de láminas son recomendables para todo tipo de obras hidráulicas y su garantía puede extenderse hasta los 20 años en función del tipo de lámina aplicada.

Láminas PVC

Las láminas de PVC (Cloruro de Polivinilo), se utilizan como barrera impermeabilizante en la fabricación de todo tipo de cubiertas o terrazas, pero también se suelen utilizar para revestir depósitos, e impermeabilizar piscinas. Entre sus múltiples propiedades podemos destacar las mecánicas, ya que tiene mucha resistencia al estiramiento.
Este material tiene una muy buena resistencia a la intemperie, presenta una alta flexibilidad, y además sus propiedades son perfectas para tener muy buena soldabilidad.

Láminas EPDM

El sistema EPDM de impermeabilización (Etileno Propileno Dieno Terpolímero) está basado en un compuesto sintético de gran rendimiento de caucho que proporciona características sobresalientes de resistencia a las inclemencias atmosféricas, y superiores a otras membranas monocapa. Durabilidad, flexibilidad del diseño y facilidad de instalación están entre las muchas razones que hacen a la membrana EPDM un material óptimo para la impermeabilización de balsas, lagos, estanques o fachadas debido a que se fabrica en grandes mantos de hasta 1000m2 sin uniones.

Láminas bituminosas

Las láminas bituminosas o láminas asfálticas han sido, antes de la irrupción de los nuevos materiales, el sistema tradicional de impermeabilización usado en la construcción. Están compuestas por antiadherente termofusible, oxiasfalto y fieltro de fibra de vidrio y polietileno de alta densidad y normalmente se distribuye en dos medidas en función del grosor, 3 mm ó 4 mm.
En su aplicación, para conseguir una impermeabilización completa y segura se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • No es un sistema adecuado para parchear una sola zona de la cubierta o terraza sino que debe cubrir el total de la superficie.
  • Es fundamental detectar los puntos críticos de la impermeabilización, como son desagües, zonas perimetrales y ángulos, zonas de tráfico intenso, asentamiento de maquinaria como la de aire acondicionado, claraboyas o puertas, etc. para evitar filtraciones.
  • Si la superficie es irregular, es recomendable la aplicación de una capa para regularizar la base ya que no se adhiere a la superficie.
Sistema de Membrana Líquida

El sistema de membrana líquida, si bien el método de aplicación es similar, no debe confundirse con el sistema a base de pintura de caucho acrílica. Las diferencias entre ambos sistemas son importantes, no sólo en el precio sino también en la mayor durabilidad, garantía, transitabilidad y resistencia a elementos punzantes de la membrana líquida frente al caucho acrílico.

El sistema de membrana consiste, básicamente, en una base líquida que, al fraguar, forma una cubierta exterior a la edificación o al soporte en cuestión perfectamente adherida a la base por medios químicos.
Es un producto especialmente recomendado para la impermeabilización de cubiertas, terrazas y balcones transitables de uso intenso, cubiertas para tráfico rodado, terrazas y cubiertas con recubrimiento posterior (grava o piedra, pavimentos cerámicos, etc.), cubiertas ajardinadas (posee el certificado anti-raíces), impermeabilización sobre cubiertas metálicas, encapsulado de fibrocemento, reparación y tratamiento de canalones, depósitos de agua, sellado de uniones en canalones y vigas prefabricadas, losas y forjados de hormigón, protección de postes y muros enterrados, , etc.

Entre las ventajas de la aplicación de este sistema destacamos:

  • Impermeabilidad. Totalmente impermeable y resistencia total al contacto permanente con el agua (posee certificado de estanqueidad), pero a su vez permeable al vapor dejando respirar el techo.
  • Adaptabilidad. Su adaptabilidad de uso le permite cubrir zonas con geometrías complejas o de difícil acceso, y homogeneizar la impermeabilización entre distintos materiales de distinta naturaleza, logrando un acabado continuo, ahorrando juntas y cualquier tipo de unión
  • Multi-soporte. Tiene una gran adherencia sobre todo tipo de soportes: hormigones, revoques, ladrillos, tejas, chapas de fibrocemento o galvanizadas, membranas con geotextil, membranas asfálticas, metales, maderas, cerámicas, etc.
  • Elasticidad y resistencia a la rotura. Sus propiedades de elasticidad e impermeabilidad lo hacen apto para acomodarse a los cambios repentinos de temperatura y a los movimientos de los edificios, asegurando que no se produzcan futuras filtraciones.
  • Económica. Al ser un producto reflectivo, mejora el aislamiento térmico, reduciendo los costes derivados de la refrigeración en edificios y/o viviendas.

Sistema de Membrana Líquida de Poliuretano (MTC)

Es un material líquido a base de un elastómero puro de poliuretano que produce una membrana continua, elástica y completamente impermeable.
Entre sus características principales destacamos:

  • Espesor recomendado entre 2 y 2,3 mm.
  • Curado inicial aproximado entre 4 y 6 horas, resistente a la lluvia después de aproximadamente 10 minutos.
  • Cumple con la ETAG 005 W 2 (tiempo de vida esperado del sistema de 10 años) sin necesidad de refuerzo.
  • Fácil de aplicar, incluso cuando la accesibilidad es limitada.
  • Especialmente indicado para proyectos medianos y pequeños.

Sistema de membrana líquida de Poliurea

La poliurea es un sistema de impermeabilización de membrana líquida proyectable a base polímeros que una vez aplicada, en frio o en caliente, ofrece una membrana sólida, completamente continua, sin juntas ni solapes, de alta densidad, resistencia anti-raíces y a elementos punzantes, elástica y con excelentes cualidades mecánicas.
Entre sus características principales destacamos:

  • Espesor recomendado entre 2 y 2,3 mm.
  • Curado inicial aproximado entre 4-5 segundos.
  • Cumple con la ETAG 005 W3 (tiempo de vida esperado del sistema de 25 años) sin necesidad de refuerzo.
  • Aplicación en frio o proyectada en caliente.
  • Especialmente indicado para proyectos medianos y grandes.

Además de los usos comentados, es de especial interés destacar la impermeabilización con poliurea para pavimentos y cubiertas de aparcamientos con tráfico rodado, con o sin acabado antideslizante, depósitos y canales de irrigación, revestimientos de puentes (bajo asfalto), y elementos del sector civil y pavimentos industriales con requisitos de impermeabilidad y resistencias mecánicas.

QROMIA dispone de un equipo de proyección en caliente de dos componentes a alta presión que permite la aplicación en diferentes alturas y situaciones. Contamos con la homologación como aplicadores de las principales marcas del sector.

«Una jornada de mil millas comienza con un simple paso.”

Pida presupuesto sin compromiso

CONTÁCTENOS Y LE ASESORAREMOS

CONTACTAR